sábado, 27 de abril de 2013

Nuestras vacaciones con niños

Atrás quedaron esas vacaciones disfrutadas lejos de los meses de temporada alta, en las que en 8 días éramos capaces de recorrer miles de kilómetros para llegar a un país lejano y caminar 12 horas al día para conocer los más insólitos rincones de la faz de la tierra.

Sí, sí, eran vacaciones, pero al final volvíamos a casa agotados y destrozados de las palizas de caminatas, vuelos, coche, horarios...

Cuando llegaron los niños, nuestros planes de vacaciones cambiaron radicalmente. Y ahora reconozco que SÍ tomamos vacaciones de verdad. Tenemos un plan muy sencillo, lineal y práctico. Pero el resultado cuando volvemos a casa es totalmente distinto. Nos sentimos que hemos descansado, relajado y lo que es más importante para nosotros, disfrutando todos juntos de no hacer nada, sin horarios ni "estreses".

Os cuento. Aprovechando que hay vuelo directo y baratito Asturias - Palma de Mallorca, ahí estamos
nosotros todos los años embarcados en airberlin. Los vuelos de avión con los niños siempre son tranquilos y sin sobresaltos. Cuando eran bebés aprovechaba para darles el pecho (así evitaba el taponamiento de los oídos y se quedaban dormiditos). Y ahora que ya son mayores se lo pasan pipa: entre entrar al avión, subir y bajar la persiana de la ventana, poner y quitar el cinturón, el refresco con los cacahuetes, leer la revista, preguntar por todo... nos pasa el tiempo volando.

Como anécdota os diré que el papá tenía un miedo atroz a volar, pero ahora como vamos tan entretenidos, su miedo ha pasado a segundo plano, ya no se acuerda de él. Eso sí, un día aterrizando en Palma de Mallorca, cuando se veía la isla allá a lo lejos y muuuuucho mar, el avión hizo una maniobra de giro muy brusca, y los niños se pusieron a gritar en el avión con voz de asombro, pero sin ningún tipo de miedo "¡Hala, que nos vamos a estrellar!".Ja,ja,ja...la cara del papá era un poema, y yo creo que esa fue su terapia de choque para superar la fobia.

Una vez aterrizamos, siempre alquilamos coche en el aeropuerto, y no veáis cómo les mola correr maratones por los pasillos del aeropuerto. Eso sí, papá y yo vamos "afogaos", ya sofocados de tanto calor, con maletas, mochilas, meriendas, bolsos de mano e intentando encontrar la salida. Que el aeropuerto de Palma de Mallorca tiene su tela, tranquilamente recorres 2 ó 3 Km para llegar a la salida.

Recogemos el coche y siempre tenemos las sillas incluidas en el alquiler. Y una vez que conseguimos encajar las maletas dentro del coche, nos ponemos rumbo a nuestro tesoro, el secreto del éxito de nuestras vacaciones: el AGROTURISMO. Son casas antiguas de agricultores o ganaderos que han sido rehabilitadas y reconvertidas en alojamientos turísticos (apartamentos o habitaciones).

Nosotros siempre hemos alquilado apartamentos, con una habitación separada por lo menos. Así el que quiera, puede dormir más tiempo por la mañana y los demás se pueden levantar y salir afuera sin molestar. Y cuando aún dormían la siesta era perfecto para que se relajaran y descansaran. Los apartamentos siempre tienen cuna a disposición. Además la cocina nos facilita mucho el tema de comidas, purés o papillas cuando eran más pequeñitos.

Al tratarse de edificaciones antiguas, sus paredes de piedra mantienen una temperatura soportable sin falta de enchufar el aire acondicionado. Y lo que más gusta a los niños son los animales y huertos que ofrecen los propietarios a sus clientes como un valor añadido. Incluso regalan frutas y verduras de sus huertas a los inquilinos.

Nuestros días son de lujo. Preparamos y desayunamos todos juntos (normalmente los apartamentos tienen terraza/porche delante). Ponemos bañadores y hacemos sesión matinal de piscina. Cocinamos y comemos algo rápido. Por la tarde sesión playa. A la vuelta duchita y paseo con cañitas y helado por pueblito cercano.

Sé que a mucha gente le puede parecer aburrido nuestro plan, ya lo hemos comentado con amigos. Pero nosotros llevamos así 7 años seguidos y de momento no pensamos cambiar.

Os deja algunas fotos de sitios en los que hemos estado (todos en Palma de Mallorca). Y por cierto, con este post me acabo de dar cuenta que este año todavía no hemos reservado nada, así que me pongo manos a la obra YA!






6 comentarios:

  1. Me ha encantado el post, las vacaciones siempre son estupendas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Es verdad, las vacaciones son siempre momentos para divertirse y relajar. Lo mejor.

      Eliminar
  2. Viendo estas fotos dan ganas de que sea verano ya!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ojalá tuviéramos un poco de ese calorín ya!

      Eliminar
  3. Pues la verdad es que son unas vacaciones estupendas, las mías son parecidas pero sin niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, descubrimos este tipo de veraneo con los niños, y nos encanta.

      Eliminar